¿Hay indemnización en un despido disciplinario?

En cuanto se refiere a cada uno de los distintos despidos que se contemplan desde la ley, es muy importante fijarse en cada una de las anotaciones que existen para cada uno de ellos, ya que si no se lo hace de esta manera, existe la posibilidad que se esté incumpliendo con algún requerimiento.

A continuación vamos a profundizar en lo que sucede al hablar de la indemnización en un despido disciplinario, pues por sus características, no es una de las formas de despido más conocidas en cuanto se refiere a lo que menciona la ley. En ese sentido, destacando que es una sanción, hay que resaltar que se reserva para las infracciones o las faltas más graves que han sido cometidas por un trabajador, las cuales por supuesto se indican en el estatuto de los trabajadores.

Despido disciplinario y posibles cobros

Para que se pueda comprender desde el inicio, hay que destacar que el despido disciplinario cuenta con una consideración de sanción y este es un aspecto que no se puede olvidar. Es entonces la sanción más grave que puede ser aplicada directamente a un trabajador cuando se lo observa desde el ámbito de las relaciones sociales.

A raíz de lo anterior, en caso que el despido disciplinario sea una realidad, se va a adoptar como una consecuencia de una infracción que ha cometido el trabajador y por lo tanto es necesario que se cumplan todos los requisitos formales que ya han sido previstos tanto en la ley como en el convenio colectivo que se apliquen según corresponda. Si todo lo anterior es verdadero, va a ser declarado como procedente.

Indemnización, ¿sí o no?

Tras la declaración de procedencia de un despido, ya se supone una resolución del contrato de trabajo, pues sean acreditados las causas alegadas por parte del empresario y se ha dado cumplimiento legal al procedimiento establecido, sin que exista un derecho a indemnización alguna ni tampoco salarios de tramitación por dicha resolución.

Hay que destacar al respecto que la resolución del contrato también tiene efectos desde la fecha consignada en la comunicación escrita del despido. Por último y siendo un factor que se debe destacar de igual modo, no hay consecuencias en el ámbito de la seguridad social, así que el trabajador va a ser dado de baja de la empresa.

Respecto a la prestación por desempleo, por el contrario de lo que se piensa normalmente, a través de un despido disciplinario sí se va a generar al trabajador despedido un derecho a percibir prestaciones por desempleo, dentro de los límites que correspondan a su caso particular, teniendo en cuenta que la prestación por desempleo se va a limitar según el tiempo y la cuantía de acuerdo con lo cotizado por el trabajador.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.